16/11/09

PECADO PUBLICO, HEREJÍA Y EXCOMUNION...


A estas alturas imagino que todos conocéis las declaraciones del portavoz de la Conferencia Episcopal Española diciendo que los políticos que voten a favor de la modificación de la ley del aborto caerán en pecado público, herejía y deberán ser excomulgados. Muchos se han llevado las manos a la cabeza y yo no sé por qué, ya que esta postura es la coherente con una organización retrógrada, machista (no admite mujeres entre sus dirigentes) y manifiestamente antidemocrática (las decisiones van de arriba abajo: el Papa manda en los Cardenales y Obispos, estos en los curas y estos, a su vez, en los feligreses= como ha sido, es y será mientras exista la Iglesia Católica.
A mí lo que verdaderamente me sorprende e inquieta es que haya socialistas que pertenezcan a semejante organización. Tú puedes tener tus creencias en Dios, en la vida eterna, qué sé yo, pero ¿por qué en la iglesia católica, apostólica y romana que “santificó” la Santa Cruzada de Franco, que sigue sin admitir la libertad de opciones sexuales ni los preservativos y se dedica, desde la opulencia obscena del Vaticano, a traficar con los miedos, esperanzas y creencias o supersticiones de los humildes y sobre todo de los más desfavorecidos? ¿Es que no hay otras opciones religiosas más aceptables?
Termino con una cita del filósofo John Locke (a este lo conocéis porque se estudia para Selectividad) que en su “Carta sobre la tolerancia”, escrita nada menos que en 1689 describe el papel que deben tener los gobernantes en relación a las distintas opciones religiosas y el respeto que deben tener las religiones hacia las leyes que rigen la vida de los ciudadanos. Y ya entonces defiende que hay que ser tolerantes con todas las religiones menos con la católica: “Los papistas no deben gozar de la benevolencia de la tolerancia, ya que, cuando tienen el poder, se creen obligados a negar la tolerancia a los demás. Y resulta absolutamente irracional que tenga plena libertad de practicar su religión aquel que no reconoce como uno de sus principios que nadie deba perseguir o molestar a otro porque no está de acuerdo con él en la religión. Dado que la tolerancia la establece el magistrado como un cimiento sobre el que debe construirse la paz y la tranquilidad de su pueblo, tolerar a quien goza del beneficio de esta indulgencia, aunque al mismo tiempo la condene como ilícita, es sólo mimar a los que se consideran obligados a trastornar al gobierno en el momento que tengan posibilidad de hacerlo”.Creo que las palabras de Locke, aunque hayan transcurrido más de tres siglos, desgraciadamente siguen teniendo actualidad. Yo animaría a los “cristianos socialistas” que se manifiesten delante del Obispado, que se concentren el el Vaticano con pancartas, en fin, que se vea que no tienen nada que ver con esos traficantes de esperanzas.

8 comentarios:

IBE dijo...

Pues sí si fuésemos más conscientes de la actualidad de Locke, no nos convencerían para incluir charlatanerías de Iglesia, hasta en reuniones convocadas para otros temas o no nos machacarían a correos de los mismos socialistas cristianos (por cierto, la gente está bastante cabreada al respecto).

La tendencia religiosa, al igual que la opción sexual, etc. debe pertenecer a la privacidad de la persona y no intentar buscar adeptos dentro de colectivos no constituidos ad hoc.

J M (Chema) Buzarra Cano dijo...

Hola compañer@s:

Intuía que tu próximo artículo bien pudiera ir por los caminos "divinos". Vamos que si llego a hacer una apuesta la gano. Poco que decir sobtre el texto que nos has colgado y, coincido con IBE que hay entre algunos compañeros un cierto malestar por lo que ocurrió en Logroño.....Es más, los hay que me dicen que de seguir así, el próximo grupo de reflexión será musulmanes y socialismo.

Os dejo un apunte histórico que he dejado en el blog de J. Medrano que también toca el tema.

Escribí en el libro "LA RIOJA 1936 Jirones de la Historia" un relato sobr el pretendido anticlericalismo de Pablo Iglesias. Cice así. P. Iglesias fundador de la UGt y del PSOE, se declaró en su primer artículo "racionalista", y al margen de creencias religiosas.

Sin embargo, a diferencia de otros ilustes republicanos, y de muchos de sus propios coreligionarios, no fue masón, ni se dejó arrastrar por un anticlericalismo exacerbado, más característico del radicalismo burgués y de los libertarios que del socialismo.

Cuando en un congreso del PSOE algunos delegados presentaron una moción para que fueran excluídos los que "apoyaran" la rligión católica, se opuso porque entendía que el partido no debía pronunciarse sobre las creencias religiosas de sus afiliados, sino respetar efectivamente la libertad de conciencia de cada cual.

Buen ejemplo. Verdad que sí.

Lino Uruñuela Nájera dijo...

Estoy completamente de acuerdo en que hay que respetar todas las opciones religiosas que los ciudadanos tengan, ya que eso pertenece a la intimidad de cada uno. Pero no se debe tolerar la injerencia de organizaciones religiosas en las leyes que democráticamente nos damos los ciudadanos, eso corresponde al poder civil. Sin embargo en España no sólo los toleramos sino que los financiamos. ¿Para cuándo la denuncia del Concordato con el Vaticano? ¿Para cuándo la autofinanciación de la iglesia católica? ¿Para cuándo laconstitución de un estado laico? ¿Crees, Chema, que Pablo Iglesias apoyaría el status acyual de la iglesia católica en España?

Jose Maria dijo...

Estimado Lino, como otras veces has vuelto a dar en la diana. Pero no te canses no sea que prediques en el desierto. Por si sirve a alguien te adjunto un texto complementario:

"Dividid al género humano en veinte partes; diecinueve estarán formadas por trabajadores que no sabrán nunca que existió Locke. De los restantes, ¿cuántos hombres se dedican a la lectura? Y entre los que leen, veinte leen novelas y uno sólo estudia filosofía. El número de los que piensan es muy reducido y además no se preocupan de turbar al mundo.
N fueron ni Montaigne, ni Locke, ni Bayle, ni Spinoza, ni Hobbes, ni lord Shaftesbury, ni Colins, ni Toland, etc, los que levantaron el estandarte de la discordia en su patria. La mayor parte de las veces fueron los teólogos que, deseando ser jefes de sectas, terminaron en jefes de partido. ¿Qué digo? Todos los libros de los filósofos modernos no han hech tanto ruido como el que hicieron antes los franciscanos con su disputa sobre la forma de sus mangas y de su capucha.".(Voltaire: Cartas filosóficas)

Hazles un regalito en tu blog a los cristianos y que se descarguen el libro de Bertrand Russell: "Por qué no soy cristiano?" Les hará bien pinchando el enlace

http://luger7.blogspot.com/2007/09/bertrand-russell-por-que-no-soy.html

Lino Uruñuela Nájera dijo...

Chema, gracias por tu oportuna colaboración. El texto de Voltaire viene al pelo y el libro de Bertrand Russell es clarito como el agua.

J M (Chema) Buzarra Cano dijo...

Hola Lino:

Respondiendo a tu pregunta sobre que opinión tendría P Iglesias, te diré que es una "especulación" por mi parte pero supongo que no le gustaría mucho.

Un abrazo

alegrias dijo...

Lino: ¡¡¡¡OLÉ, OLÉ Y OLÉ!!! Y TE LO DICE UNA CRISTIANA NO CATÓLICA NI PROFESA DE NINGUNA RELIGIÓN QUE NO SEA LA DE MI CASA QUE SI YO SOY CRISTIANA ES PORQUE LO ENTIENDO ASÍ Y PORQUE NO LE TENGO QUE DAR RAZONES A NADIE Y SOBRE TODO PORQUE QUIZÁS NADIE NI TENGA NI QUIERA ESCUCHARLAS, porque la religión debería ser cosa de casa, que para eso tenemos un Estado de Derecho que se declara aconfesional, que se enteren alguno y por cierto... ¡ESPAÑOLES, FRANCO A MUERTO!
Ya es hora que en nuestro país se defienda por encima de todo a las personas y las personas están por encima de cualquier confesión, porque si ahora una iglesia, la que sea, quiere estar por encima de todo, las demás estarán por debajo y se creará desigualdad, descontento y comenzarán rencillas que nada tienen de útiles para una sociedad del siglo en el que estamos.
El libro de Bertrand Russell me lo leí con 14 añitos, creo, lo releí a medida que iba avanzando en madurez, me quedé con ciertas cositas que creo que me han venido bastante bien a la hora de mantener la mente despierta y abierta.
Llega un momento que uno ya comienza a estar hasta "la higuera" ...No obstante, sigo considerando que debía habérsele dejado expresarse a otra persona de pensamiento diferente...
Un abrazo

Lino Uruñuela Nájera dijo...

No tengo nada que añadir, Alegrías. Estoy completamente de acuerdo y me alegra mucho verte por mi blog. ¡Campeona!